viernes, 14 de abril de 2017

“Experimento” de geoingeniería para tapar el sol y parar el cambio climático

mundodesconocido.es
by: Marta Ruescas
Sí, ya es oficial.  El gobierno  de los Estados Unidos nos quiere fumigar de forma oficial.
Los profesores de Harvard, David Keith y Frank Keutsch quieren fumigar el cielo con óxido de aluminio y otros químicos para “experimentar” con geoingeniería. Lo llaman Solar Radiation Management (SRM), Gestión de Radiación Solar, ya que el propósito de estas fumigaciones es tapar el sol para supuestamente combatir el cambio climático si bien la historia, más que documentada, sobre modificación climática para propósitos militares nos sugiere que pueden existir otros motivos.
Tal como informa el periódico británico, The Guardian:
“Científicos americanos realizarán pruebas de inyección de aerosoles en la estratosfera de la tierra, a una altura de 20 km, en el mayor programa de geoingeniería solar hasta la fecha con el objetivo de estudiar el potencial de una solución tecnológica para paliar el calentamiento global.
El proyecto ha recibido 20 millones de dólares y en unas semanas será puesto en práctica con la intención de valorar si la tecnología puede simular de forma segura los efectos de enfriamiento provocados en una erupción volcánica por si en un futuro fuese necesario su uso para proteger el planeta.
Los científicos afirman que el planeta podría ser recubierto por un escudo solar por 10 billones de dólares al año.
La propuesta llega por un plan de las Naciones Unidas llamado “Iniciativa gubernamental de geoingeniería” y de otra propuesta del Carnegie Council llamada “Iniciativa gubernamental de Geoingeniería Climática Carnegie”. Igualmente, el director de la CIA, John Brennan, ha propuesto que se fumiguen los cielos con el programa Solar Radiation Management (Gestión de Radiación Solar) para combatir el cambio climático”.
Por lo que podemos ver, grupos de poder muy poderosos están metiendo mucha presión y mucho dinero a esta idea. No obstante, la realidad es que la geoingeniería ya es un hecho tanto en los Estados Unidos como en todo el planeta. Solamente tenemos que mirar al cielo para ver esas inmensas estelas que cruzan nuestros cielos conocidas como Chemtrails, estelas químicas.
Ahora dan un paso más queriendo oficializar algo que estamos denunciando muchas personas y asociaciones desde hace muchos años. Haciéndolo público quieren normalizarlo, no encontrar ninguna oposición en la opinión pública y así sentar un precedente. Si bien no sabemos cuál es el fin último de estas fumigaciones, sí podemos saber que la geoingeniería ha sido utilizada con anterioridad para provocar inundaciones y sequías en algunas zonas estratégicamente interesantes para algunos gobiernos.
Si no protestamos contra estas fumigaciones ahora, en el plazo de veinte años viviremos bajo unos cielos bombardeados con aluminio, bario, cloruro de calcio, amoniaco, butano, propano, freones, ácido sulfúrico y polímeros. Todas ellas sustancias altamente peligrosas para la salud. ¿Se ha preguntado usted por qué antiguamente el cáncer era una enfermedad rara y estadísticamente se espera que el número de casos nuevos de cáncer aumente a 22 millones de casos en las siguientes dos décadas? Son datos del Instituto Nacional del Cáncer.
Viviremos una pesadilla de cielos químicos, unos tiempos  donde cuestionar este sistema de geoingeniería del clima será políticamente incorrecto o incluso con el tiempo será prohibida o enmarcada dentro de lo que llaman “conducta antisocial” en el mejor de los casos, quizá porque te estés oponiendo a esas “benéficas” fumigaciones que solo velan por ti y tu bienestar tratando de paliar el cambio climático. El clima cambia cíclicamente. No es la actividad humana sino la solar la que decide y manda sobre estos cambios.
No debemos permitir que los gobiernos “normalicen” en la consciencia colectiva este envenenamiento masivo de nuestros cielos y por tanto de nosotros, los seres humanos.
Fuente: https://www.theguardian.com/environment/2017/mar/24/us-scientists-launch-worlds-biggest-solar-geoengineering-study

No hay comentarios :

Publicar un comentario